Texto

Estás pensando en vender tu propiedad? Sebastián Babarro Real Estate. Corredor y Martillero Público. CUCICBA MN 6046.

BANNER SUEÑOS


www.sebastianbabarro.com

Lo Último

Facebook Fan Page

Redes

Instagram
Houzz

viernes, 16 de agosto de 2013

Ansiedad

Una de las nuevas epidemias gerenciales del siglo es sin lugar a dudas la ANSIEDAD GERENCIAL.
Como definición encontramos que es una respuesta emocional o conjunto de respuestas emocionales que engloban, por un lado aspectos subjetivos o cognitivos, por otro aspectos corporales o fisiológicos y por otro lado aspectos observables o motores que suelen implicar comportamientos poco ajustados y escasamente adaptativos.
La ansiedad tiene una función muy importante relacionada con la supervivencia, junto con el miedo, la ira, la tristeza o la felicidad.
Esto nos quiere decir que para preservar su integridad física ante amenazas, el ser humano ha tenido que poner en marcha respuestas eficaces y adaptativas durante millones de años: “huida/lucha”.
En la actualidad se estima que más del 25% de la población mundial sufre de algún trastorno de ansiedad, generalmente sin saberlo.
La Argentina no queda fuera del promedio y en algunos aspectos la duplica ampliamente. Cabe solo ver la reacción de la gente en la calle como para entender como implica ese estado en nuestro día a día.
Para algunos la ansiedad se considera una señal positiva, de salud, que ayuda en la vida cotidiana, siempre que sea una reacción frente a determinadas situaciones que tengan su cadena de sucesos de forma correlativa: alerta amarilla, alerta roja y consecución del objetivo. Si la cadena se rompe en algún momento entonces el organismo corre el riesgo de intoxicarse. Esas situaciones ayudan al organismo a resolver peligros o problemas puntuales de la vida cotidiana y sobre todo en el ámbito profesional, un lugar que cada vez genera más tensión.
Debemos diferenciar la ansiedad patológica de la adaptativa ya que ambas juegan un papel muy diferente en la vida del gerente. La ansiedad normal se presenta en episodios poco frecuentes, con intensidad leve o media, de duración limitada, ante estímulos previsibles, comunes, con un grado de sufrimiento y limitación en la vida cotidiana acotada. En cambio la ansiedad a niveles patológicos se caracteriza por sucederse en episodios reiterativos, de intensidad alta y duración excesiva, con alta y desproporcionada reactancia a la amenaza, provocando gran sufrimiento y notable interferencia en la vida diaria.

Como nos damos cuenta cual es nuestro grado de ansiedad? Evaluando algunos aspectos como:
Somos personas tensas?, Nos preocupamos demasiado por todas las cosas? Nos cuesta poder relajarnos? Tenemos ataques de pánico? Evitamos determinadas situaciones? Tenemos repercusiones somáticas cuando estamos nerviosos? Buscamos excusas para desarrollar una tarea que nos genera ansiedad? Somos inseguros y repetimos varias veces las cosas antes de entregarlas? Perdemos con facilidad la capacidad de concentración? Nos alteramos de manera permanente producto de nuestra ansiedad? y tantas preguntas como crean necesarias para poder entender el grado de ansiedad que tenemos y como influye en nuestro ámbito personal y sobre todo laboral.

Conclusión: Si bien sabemos que en la actualidad, es muy dificil no tener ansiedad ya que somos parte de un mundo, un mundo que corre y no nos espera, creo que debemos buscar el tiempo para poder relajarnos.
Lo recomendable es dedicarle al trabajo el tiempo del trabajo y a nuestras vidas MUCHO MAS aún.
De que nos servirá ser excelentes gerentes si nuestro cuerpo se va enfermando de a poco? De que nos sirve ganar mucho dinero si no tenemos con quien disfrutarlo? De que nos sirve vivir corriendo si las cosas se cumplen igual? De quién es realmente el apuro? A donde queremos llegar? Somos felices haciendo lo que hacemos?....
Aprendamos a delegar, a dialogar, a escuchar pero sobre todo aprendamos a CUIDARNOS!!!

Mens sana in corpore sano...

http://www.sebastianbabarro.com/

  Te invito a leer la nota: TUS CLIENTES TE SON INFIELES?


PageShare

Entradas populares